¿Por qué el golf es bueno para los niños?

golf-es-bueno-para-los-niños

Cortesía, honestidad, respeto, confianza y capacidad de elegir, son algunas de las múltiples virtudes por los que el golf es bueno para los niños.

 

  El golf es muy bueno para los niños, sin excepción.

 

En Golf Negralejo tenemos la fortuna de tener muchos niños dando clase con nosotros, en torno a 150 cada trimestre.

Tenemos niños desde los 3 años…edad un poco temprana pero al final da lo mismo 3 que 4 años, ya que el nivel de atención es el mismo.

 ¿Pero un niño con tres años tiene nivel de atención? Sí sí…en torno a 10 min por cada hora de clase, es decir , los otros 50 min se los pasa jugando.

 

 

¿Jugando?

 

Un niño que no juega en una clase de golf y le ves parado, tarde a o temprano dejara de dar clase, porque se aburrirá.

Es fundamental que el primer objetivo de un profesor de golf en una escuela infantil sea la diversión, que los niños disfruten, corran , griten o jueguen; eso hará que tenga ganas de volver a la siguiente semana.

 

Otro factor importante es organizar los grupos por edades y niveles, aspecto este a veces muy complicado ya que no todos los padres tienen las 48 horas del fin de semana disponible y sacrifican que su hijo no este en el grupo que deberían para que realmente puedan dar clase de golf.

 

 

Los valores del golf.-

 

CORTESÍA.

 

El golf es un deporte basado en reglas de cortesía, durante todo el partido que pasamos con nuestros compañeros estamos bajo estas.

 

Cuando llegamos a nuestro hoyo de salida, lo primero que hacemos es presentarnos con un apretón de manos a los demás integrantes del partido.

Cuando alguien está intentando pegar a la bola, debemos permanecer en silencio y sin hacer demasiado movimiento para no molestar.

Una vez llegamos al green, procuraremos no pisar la línea de putt de nuestro compañero ya que eso crearía pequeñas imperfecciones en el terreno y podría alterar la rodada de la bola.

 

Son algunos de los muchos ejemplos que suceden durante un partido.

 

 

HONESTIDAD.

 

¿Conoces algún deporte en el cual el propio jugador se imponga penalizaciones?

 

Durante un partido de golf, debemos ir contando nuestros golpes y los del compañero, para que al terminar de jugar podamos comprobar las tarjetas y asegurarnos que hemos apuntado bien.

 

En el golf no podemos engañar, hay que ser honestos con el resultado que hemos realizado y si ha sido malo tratar de mejorarlo la próxima vez.

 

 

RESPETO.-

 

A pesar de ser un deporte individual, siempre que jugamos lo hacemos con mas personas por lo que debemos respetar a los demás, a uno mismo y al propio campo.

 

Si hay días en el que no jugamos como hubiésemos deseado hay que tratar de seguir en la misma predisposición de ayuda con el resto de compañeros y no cabrearse, cuantas veces después de un golpe malo nos gustaría pagarlo con el campo…sin embargo una de las partes que hacen maravilloso este deporte e ideal para niños, es el respeto por el campo.

 

Los piques y las chuletas que hagamos deberemos reponerlas, así como rastrillar los bunkers, siempre pensando en los jugadores que vengan detrás de nosotros.

 

 

CONFIANZA.

 

Es fundamental la confianza en uno mismo, si no estamos seguros de que vamos a realizar bien un golpe lo mas probable es que salga mal.

 

El golf requiere mucha confianza en uno mismo pero también en lo aprendido, aquí los profesores juegan un papel fundamental en ser capaces de enseñar a los niños los conceptos claves en el desarrollo del juego, para una vez se encuentren solos en el campo puedan estar seguros de que lo harán de forma correcta.

 

 

CAPACIDAD DE ELEGIR.

 

Todos los días el campo de golf cambia, nuestra partida cambia y la condiciones son distintas; por eso las elecciones no son las mismas.

 

Un día, en un hoyo podemos intentar tirar de dos a green porque hay viento a favor y otro solo nos permitirá pegar de tercero.

 

Podemos intentar pegar un golpe por bajo o por alto, chipear o patear alrededor de green…una infinidad de opciones en las que los niños deben elegir cual es su mejor opción.

 

 

CONCENTRACIÓN.

 

El golf requiere muchísima concentración, evadirse de todo lo que nos rodea para poder ejecutar el golpe.

 

Cuando los niños son muy activos e intranquilos, provoca una especie de calma en la que el jugador debe poner todos sus sentidos en el swing de golf, cuando vamos al green a patear, hay que mirar las caídas, realizar un swing de prácticas para poder calcular la fuerza y ejecutar…dicha rutina necesita de concentración.

 

 

Espero haber conseguido que veas porque el golf es bueno para los niños…y sino…VENIR A PROBARLO vosotros mismos.

 

 

 

Summary
Review Date
Reviewed Item
¿Por qué el golf es bueno para los niños?
Author Rating
51star1star1star1star1star

Leave a Reply