El coste del éxito

Es la primera vez que lo hago pero igual no es la última, voy a hacer este micro-artículo.

Lo hago porque NO ME HA GUSTADO NADA lo que representa esta foto.

La primera jugadora se llama Michelle Wie y os cuento de forma breve su historia.

¿Quién es Michelle Wie?

Es una jugadora profesional de golf, nacida en 1989 en Honolulu (Hawai).

Empezó a jugar al golf a la edad de 4 años, hasta aquí todo bien y nada raro.

Pero aquí comienza mi debate sobre ¨El coste del éxito¨.

En el añó 2000, con 10 años, se convirtió en la jugadora más joven de la historia en clasificarse para un US Amateur​. (esto es casi todo verdad)

Lo que acabo de poner entre paréntesis ¨​esto es casi todo verdad¨ lo explica la ¨NIÑA¨ que va justo detrás de ella en la foto, se llama Lucy Li.

Y en el año 2014 la quitó el ¨record¨ si se puede llamar así, de ser la jugadora más joven de la historia en clasificarse para un US Amateur.

La foto en la que aparecen las dos jugando, es de esta misma semana, en el torneo Ana Inspiration.

Y yo me pregunto:

Abel Jiménez García

¿Hasta donde vamos a llegar?

¿No debería existir un límite de edad para poder acceder a ciertas pruebas?

¿Que hace una niña de 10 años, jugando unas clasificatorias del Us Amateur?​

¿Estas niñas no van a pagar un coste por su éxito muy elevado?

Al final, creo que todos los PADRES tenemos mucho que ver en esto y en bastantes ocasiones creo que somos el principal problema, cuando se llegan a estos extremos.​

No voy a entrar a debatir sobre su infancia, eso da para más palabras.

Tengo muchas ganas de saber tu opinión...​

Join the discussion One Comment

  • Manuel dice:

    Pues la verdad es que cuando se toca el tema de la educación es complicado. Esas niñas están en esa situación porque sus padres las han alentado a ello, y porque probablemente han visto potencial en ellas y han pensado que eso es lo mejor y a ellos les llena de orgullo . Es lo mismo que pasa con las gimnastas, tenistas,…y muchos deportistas de élite que empiezan desde pequeños.

    La cuestión es qué quieres para tus hijos, que tengan una infancia feliz en la que el deporte sea parte de su formación pero además aprendan otro tipo de cosas y se desarrollen con normalidad pasando por las etapas que corresponden con su edad, o hacer una apuesta de este tipo y que sacrifiquen una gran parte de las vivencias que tienen todos los niños, aún sabiendo que es muy difícil llegar a la cima. Yo opto por la primera pero los padres de estas dos niñas parece que han optado por la segunda.

Leave a Reply