¿CÓMO ES UN BUEN PROFESOR DE GOLF?

 

Hace unos meses una persona me contacto por un mensaje privado en mi cuenta de Instagram y me dijo lo siguiente:

Escucho vuestros podcasts y me encantaría que en uno de ellos hablárais sobre como identificar a un buen profesor de golf para la gente que empieza.

Yo le comenté que era un tema complicado, pero que sin embargo me parecía muy interesante y creo que podría ayudar a muchas personas.

Ademas, hace poco volví a tener otra conversación bastante larga por la noche con un profesor, en el que volvió a salir el tema.

Por lo que después de unas semanas pensando como hacerlo, pregunte la opinión que teníais.

Lo hice en mi página de Facebook.

He hecho una pequeña selección de comentarios, ya que hubo muchos, más de 40.

Si tuviera que destacar una frase por encima de todas, sería esta de Chulo Figueroa:

De verdad que me la voy a grabar en la mente, porque me ha encantado.

Y estas dos que son muy significativas de Carlos Belmonte y Jose Luis Montero.

 

Como resumen de comentarios, este de Andrés Suárez también me gustó mucho.

 

Todo ello lo hice para tener una referencia de lo que pensáis, ya que muchas veces tengo viciada la imagen y lo que creo que para mí es importante, para el resto de la gente no lo es.

Quería tener la fotografía completa y creo que este es el artículo va a ser muy completo por la cantidad de información y opiniones mostrada.

Así voy a darte mi opinión.

 

CONOCIMIENTO VS DEMOSTRACIÓN

Esta parte del artículo viene provocada por esa conversación que tuve con el profesor que os comentaba al principio.

¿Qué es más importante el conocimiento o la demostración de ese conocimiento?

Cuando buscáis un profesor de golf, que os gusta más que ese profesor sea el más que sepa o sea el mejor jugador para poder demostrarlo.

Aquí yo difiero bastante y te explico mi razonamiento.

Hay grandísimos jugadores de golf que son pésimos enseñando, hay muchos ejemplos que evidentemente no voy a comentar.

Estos jugadores te saben pegar todos los tipos de bolas, posiblemente mejor que nadie.

Pero si mañana lo intentan explicar, posiblemente no lo sepan hacer o si lo hacen, seamos incapaces de entender lo que dicen.

¿Eso les hace mejor profesor por el hecho de tener una capacidad de demostración mayor?

Para mí NO.

En mi opinión, prefiero un profesor de golf que sea capaz de transmitirme lo que sabe, que otro que pega a la bola que flipas pero no sabe explicarmelo.

Piensa una cosa…

¿Cuantos grandes profesores de golf de la historia han sido grandes jugadores?

Pero por favor no te lo lleves al extremo, no quiero decir que no sea necesario una demostración por parte del profesor, pero esa no tiene que ser la mejor del mundo, sino aceptable.

 

EMPATÍA

Es importante definir bien esta palabra y para eso la Wikipedia siempre es nuestra mejor aliada.

La empatía es la capacidad de percibir, compartir y comprender (en un contexto común) lo que otro puede sentir, preocupándose por experiencias ajenas.

Empezando al revés, vamos por pasos:

 

1º) Contexto común.

El alumno quiere aprender y el profesor quiere explicar para que el alumno aprenda.

Luego ése es el contexto común.

Pero es importante hacer una variación, no todo el mundo busca un profesor de golf para aprender.

Esto que parece una barbaridad, es una realidad y me baso sólo en mi corta experiencia de 15 años dirigiendo clubes de golf.

Hay persona que simplemente vienen para otras cosas, como estas:

*Desconectar.

*Llenar su tiempo con alguna actividad.

*Pasar un rato agradable con los suyos.

Luego el contexto puede ser uno para mí , pero otro muy diferente para mi padre.

Igual él quiere jugar al golf para pasar más tiempo conmigo y le da lo mismo si aprende mucho o poco, para él, eso es indiferente.

 

2º) Comprender.

Para mí va ligado al contexto.

El profesor debe ser capaz de comprender lo que busca su alumno y dárselo.

Si el alumno le gusta la naturaleza y andar, no le tengas 10 semanas dando bolas en la cancha, que su cancha sea el campo.

Si por el contrario yo soy Ingeniero, querré tener datos, progresiones y estadísticas de mi juego, porque simplemente mi cerebro funciona así.

Comprender a otra persona, es saber lo que quiere y en la medida de lo posible, dárselo.

 

3º) Compartir.

Esta palabra puede tener un significado muy amplio pero yo la resumiría con una anécdota.

WALKING THE LINE que dicen los americanos.

En las canchas de prácticas hay como una línea imaginaria donde no puedes entrar porque sino te llevarías un palazo, en ocasiones incluso esta dibujada como en el caso de mi club de golf.

Pues bien, los americanos dicen que es importantísimo andar detrás de la línea siempre que podamos, para encontrarnos con los clientes / alumnos y decirlos algún consejo o preguntarles que tal están.

Yo es algo que tengo ¨casi tatuado¨

Lo intento hacer siempre que puedo y os aseguro que ese momento es clave para que cualquier persona que visite tú club se sienta como en su casa.

Eso es compartir, no sólo tomarte una café o una cerveza con los alumnos.

 

4º) Percibir.

A todos nos ha pasado, hay días que tenemos más ganas de trabajar que otros y eso un alumno, lo nota.

Así como hay días que el alumno viene cruzado porque ha tenido un mal día.

El percibir eso es un arte, el arte de saber con dos palabras percibir cómo esta el otro.

Eso se consigue con la experiencia pero también con la ganas.

Hay a profesores que simplemente les da igual como estés y lo que consiguen es que llegue un momento, en que a ti también te de igual como está él.

 

5º) Preocuparse por sus experiencias ajenas.

Buahhh, esta parte es clave.

A cuantos os ha pasado que tenéis un día horrible en el campo, le mandáis un mensaje a vuestro profesor y ni os hace caso o os contesta diez horas después.

Ojo, aquí hay una delgada línea roja.

Hay que poner límites.

Una cosa es un mensaje a las 15:00 de la tarde y otra muy distinta a las 22:00 de la noche.

Siempre que todo sea prudencial y no abusivo, hay que ponerse en la piel de otro.

Pero es que además no es sólo preocuparse de una forma reactiva, es decir, cuando te preguntan.

Hay que preocuparse de forma pro-activa, os pongo un ejemplo.

Tú alumno tiene un torneo mañana y llega el día de la siguiente clase y ni si quiera le preguntas que tal….eso no debería suceder.

La mayoría te lo dirán antes de que los preguntes, pero imagínate lo que siente una persona cuando le llega un mensaje preguntándole…

¿Qué tal te fué?

Estos actos tienen a veces mucha más importancia que saber explicar mejor o peor, que saber demostrar como Tiger o ser el profesor con más tecnología del mundo.

Pero recuerda y volvemos al principio, siempre en el CONTEXTO de cada uno.

 

PLANIFICACIÓN

El saber que voy a hacer hoy.

Esa planificación como mínimo debe ser interna, es decir, que el propio profesor tenga claro que van a hacer hoy sus alumnos.

Y ya es muy interesante cuando encima es externa, el alumno también sabe lo que vas a hacer en la siguiente clase.

Bajo mi punto de vista, dichas planificaciones deben ser flexibles por eso en muchas ocasiones se tienden a que sólo sean internas.

Me gusta por ejemplo cuando un profesor pregunta, que queréis hacer hoy, por lo menos en alguna clase, dar la libertad a sus alumnos de elegir por lo menos una clase lo que quieren hacer.

Pero no, hacerlo de forma sistemática, eso denota falta de planificación.

Por lo tanto y esto es algo en lo que muchas personas estarán en desacuerdo:

Las planificaciones encorsetadas soy malas a largo plazo.

 

SER PROFESOR Y PARECERLO

 

Cuando un profesor entra en el club de golf, en una cancha de prácticas o en una cafetería de campo de golf, tiene que percibirse claramente que es PROFESOR.

Vamos por partes:

1º) Vestimenta

Siempre elegiré a un profesor de golf que va bien arreglado, con la ropa planchada y limpia que a uno que no va así.

No pretendo tampoco que sea que vaya siempre con los zapatos último modelo, pero sí que cualquier persona que le vea en la cancha sepa perfectamente quien es el profesor de golf.

Ayuda mucho en estos casos la uniformidad en el caso que se pueda o unos mínimos de vestimenta.

2º) Higiene

Un profesor de golf pasa muchas horas en una cancha de prácticas, pasando mucho frío y también mucho calor.

Eso quiere decir que en verano, sudará, es inevitable, sudará como tú y como yo.

Pero para eso están los intermedios entre clase y clase, cuando el profesor perciba que está sudando, es aconsejable por no decir, obligatorio que se asee.

3º) Puntualidad

Aquí yo personalmente soy un poco obsesivo, en mi caso.

Nunca he llegado tarde a una reunión de trabajo, a una cita con mis amigos o a un partido de golf.

Simplemente la palabra impuntual no está en mi vocabulario.

Mi tiempo es valioso pero también el de la persona que tengo en frente, no me hagas perder el tiempo y yo no te lo haré perder.

Ojo en mi caso, la puntualidad de entiende de la misma forma en la hora de llegada que en la salida.

Si una clase empieza a las 8:00, que menos que llegar a las 7:45, pero de la misma forma si dura 55 min, a las 8:55 termina porque después viene otro grupo y tiene el mismo derecho que tú a recibir sus 55 min.

Eso siempre que haya clases detrás, sino entra a disposición del propio profesor si se queda más porque quiere que algo esté muy claro.

 

NIVEL DE EXIGENCIA

El nivel de exigencia es lo que diferencia a los buenos profesores de los excelentes.

Los que buscan un paso más.

Una formación más.

Un gadget más, los que no se conforman.

Esos son los que suelen conseguir grandes cosas.

Pero y es un gran PERO.

La exigencia también hay que exigirla, valga la redundancia, al alumno, definiendo perfectamente lo que quiere conseguir….su CONTEXTO, recuerdas?¿

Imagínate que yo quiero ser Hándicap +3 (por debajo de 0, no hándicap 3), el profesor deberá exigirle que practique todos los días, me atrevería a decir que varias horas al día.

Pero si lo único que quiero es divertirme y pasar el rato, mi nivel de exigencia conmigo mismo será igual pero con el alumno variará.

 

Pues sinceramente creo que he no me he dejado nada, un artículo bastante largo que espero hayas podido entender lo que parra mí es un BUEN PROFESOR DE GOLF.

 

Si crees que me he dejado algo, COMENTA JUSTO AL TERMINAR ESTE ARTÍCULO.

Un comentario

Deja una respuesta
  1. Muy bueno el artículo por su detalle y porque, como siempre, tu te “mojas”.
    Llevo varios años con el mismo profesor y la parte de que “es uno el que también debe interactuarcin con el otro” me ha resultado muy próxima.
    Enhorabuena por el artículo.

  2. Mi caso es diferente. Tengo una niña de 9 años loca por el golf. Vamos a todos los torneos posibles y entrena todo lo que puede. Los profesores que se ocupan y preocupan de su progreso los tengo a más de 100km de casa y los que tengo cerca pasan bastante. El esfuerzo que supone para los padres es considerable y también para ella. Esa es la única parte de este deporte que me desilusiona, de momento solo a mi. Todo lo que escribes está muy bien, pero donde están?

  3. Como siempre un gran artículo Abel. Unos apuntes en lo que a mí me concierne:
    – Soy hijo de docentes y mi madre siempre me ha dicho que la docencia es vocacional. Creo que a nadie escapa el que el docente por necesidad y el que lo es por elección.
    – Ciertamente ser bueno no implica ser buen profesor: Steve Hansen está considerado una súper estrella como entrenador – de Gales y Nueva Zelanda sobre todo – en rugby, pero como jugador era normalillo tirando a mediocre; Jordan por contra en baloncesto, siendo el dios indiscutible, nunca ha sido siquiera un decente entrenador.
    – Por lo tanto yo a Luis lo único que le pido y/o espero de él es paciencia, interés, empatía y efectivamente que me haga desear volver el sábado y entre semana, cosa que hace más que de sobra.
    * Un apunte final: para las palabras mejor tirar de una fuente oficial como es la Rae antes que la Wikipedia pues a veces hay sorpresas.
    Gracias.

  4. Hola Abel me ha parecido un artículo muy acertado.
    Tienes toda la razón un profesor creo que tiene que trabajar mucho con la empatía.
    Por qué en la confianza que se se pueda adquirir entre profesor y alumno es lo que va ayudar a un buen perfeccionamiento y pasar un rato agradable

  5. Abel,
    A lo qué haz escrito, que abarca variedad de aspectos agregó:
    – un buen profesor se distingue cuando no se guarda o dosifica el conocimiento, de modo que mantenga cautivo al jugador, sin considerar los progresos que se dan con la clase y la práctica!

  6. Creo q se están mezclando muchas cosas. Yo soy jugador profesional y maestro,y no es justo mezclar la competición,con pegarle bien a la bola y con ser buen profe. Lo perfecto es que pegue a la bola bien,tenga conocimientos y haya competido(para q haya ganadores otros tienen q perder,y ganador solo hay 1). Y diréis q listo! Pero lo digo con conocimiento de causa q en España hay un nivel de enseñanza de lo mejor del mundo, no lo digo yo,los hechos lo demuestran. Si no, quien enseña a todos los súper jugadores profesionales,amateurs campeones del mundo individuales y por equipos, etcétera..??de donde salen?
    Mi consejo es que busquéis que hay unos profesores brutalmente buenos, y con categorías PGA que flipo con ellos lo que saben de golf. Súper preparados con biomecánica,videoanalisis,3D ,radares para todo, física, etc..todo está cada vez más estudiado y hay más conocimientos.
    Una buena señal es que el profe esté en constante formación. Para mi es la mejor señal de un buen profe.
    Un saludo

  7. Creo q se están mezclando muchas cosas. Yo soy jugador profesional y maestro,y no es justo mezclar la competición,con pegarle bien a la bola y con ser buen profe. Lo perfecto es que pegue a la bola bien,tenga conocimientos y haya competido(para q haya ganadores otros tienen q perder,y ganador solo hay 1). Y diréis q listo! Pero lo digo con conocimiento de causa q en España hay un nivel de enseñanza de lo mejor del mundo, no lo digo yo,los hechos lo demuestran. Si no, quien enseña a todos los súper jugadores profesionales,amateurs campeones del mundo individuales y por equipos, etcétera..??de donde salen?
    Mi consejo es que busquéis que hay unos profesores brutalmente buenos, y con categorías PGA que flipo con ellos lo que saben de golf. Súper preparados con biomecánica,videoanalisis,3D ,radares para todo, física, etc..todo está cada vez más estudiado y hay más conocimientos.
    Una buena señal es que el profe esté en constante formación. Para mi es la mejor señal de un buen profe.
    Felicitarte de nuevo por tu post,se ve que tienes experiencia en campos de golf..😜

    Un abrazo

Un Ping

  1. Pingback

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CÓMO HICIMOS EL POST MÁS VISTO DE LA HISTORIA DE HABLEMOS DE GOLF

¿Y SI JUGAMOS DESDE ROJAS?